Páginas

martes, 19 de septiembre de 2017

CONJUNCIÓN DE ENERGÍA FEMENINA: VENUS-REGULUS-LUNA 19-09-2017


Imagen tomada por Alan Dyer  en Alberta - Canadá el 18-09-17

CONJUNCIÓN DE ENERGÍA FEMENINA: VENUS-REGULUS-LUNA
19-09-2017

"Venus se acerca a Regulus, una estrella azul brillante en la constelación de Leo. Los dos pasarán menos de un grado de separación el 19 y 20 de septiembre formando una brillante" doble estrella "en el cielo de la mañana. 

Esta es una poderosa conjunción de energía Divina Femenina en el nuevo nivel.

La "Dama" es una poderosa energía real que nos ayuda a alinearnos con nuestro poder soberano, ya sea hombre o mujer. 

Debemos sentir en estos próximos días a medida que nos acercamos al Equinoccio, una sensación de necesidad de ser empoderados y libres y seguir el flujo para crear una nueva realidad poderosa.

Celia Fenn

Edición y arreglos de Norma Rayma

¿A FAVOR O EN CONTRA DE LA NATURALEZA? Por Brenda Hoffman

¿A FAVOR O EN CONTRA DE LA NATURALEZA?
Por Brenda Hoffman
17-09-2017

Queridos,

Abordemos la necesidad de refugio interno que tienes. Posiblemente tal pensamiento parezca ser contrario al sentido común dado el número de eventos de carácter terrestre que has experimentado recientemente.

Mientras que es verdad que todos somos uno, también es cierto que se necesita saber nadar antes de intentar rescatar a otro. Tal es así que tus temores y necesidad de cuidar o crear víctimas no son productivos durante este proceso de cambio terrestre. Tu felicidad y amor propio si.

¿Cómo es posible estar feliz cuando otros parecen estar sufriendo? No estamos hablando de bailar por las calles, sino de que aquellos afectados por las tormentas, incendios, movimientos militares, entre otros sucesos que tienen lugar en todo el mundo, ahora poseen la habilidad para reclamar sus vidas de maneras más apropiadas para ellos, y para la naturaleza.

Tus temores se basan en los modelos de la 3D de qué es importante, qué es necesario que suceda. En cambio, los eventos terrestres son parte de tu nuevo normal. La tierra se está sacudiendo y vibrando para remover los desechos de su ser, al igual que tú durante tu noche oscura del alma.

Por supuesto, tal pensamiento produce, incluso más, temor dentro de ti. Comprendes por completo la necesidad de la 3D en cuanto a ropa y refugio, pero no que este sacudirse de la tierra está forzando nuevas creaciones que serán utilizadas por todos.

Este es un nuevo planeta en una nueva era. Tal es así, que lo que era aceptable, o el modelo de ser anterior, también cambia. Tal vez comprenderás mejor si analizas las estructuras de casas naturales que ya no se utilizan, como las chozas de adobe de las planicies de Estados Unidos, las chozas de barro y los tipis móviles de algunas tribus estadounidenses, o los techos de paja y las estructuras de barro/conchilla de Inglaterra. 

Aunque tales estructuras fueron consideradas viables en otro tiempo, la mayoría no viviría en ellas hoy en día. No porque sean muy diferentes de aquellos que en su momento las llamaron hogar, sino porque han aceptado como norma hogares más convenientes y resistentes. Esa norma es lo que está siendo destruido de tantas maneras en todo el mundo. Lo que fue, ya no es. Lo que es, aún no ha sido.

Por todo esto estás siendo alentado a crear un estilo de vida que incluya las necesidades tanto del planeta como de la humanidad; ya no a la espera de que el planeta siga lo que dicta la humanidad.

Gran parte de la destrucción que ha tenido lugar en las últimas semanas es el resultado de la creación de hogares y vidas que se contraponen a las necesidades y la protección natural del planeta. Los prados, los bosques, los arrecifes, los Everglades estadounidenses, los acuíferos, los desiertos, y así sucesivamente han sido arrazados para crear la casa o el complejo industrial adecuado.

Nuestros desastres humanos se relacionan con los híbridos humanos, no con crear una unidad entre la humanidad y la naturaleza.

Las ciudades, los hogares, la distribución del agua e incluso la creación de terrenos, en su mayoría están diseñados en contra de lo que es natural en un área determinada.

Los sueños de aquellos que construyen nuevos hogares o comunidades son poco compatibles con la naturaleza. Por lo tanto, muchas de esas estructuras han sido o serán destruidas por fuerzas naturales.

Esto no es un castigo sino, por lo contrario, una revelación de la realidad.

Puede que experimentaras algo similar cuando estabas transitando tu noche oscura del alma. Aquello que fue familiar alguna vez y supuestamente amoroso, no lo parecía tanto una vez que las vendas fueron retiradas de tus ojos.

Esto es lo que sucede ahora con el planeta. La tierra aceptó la necesidad de la humanidad de controlarla. Desde producir lluvias y prevenir incendios naturales a construir sobre terrenos aluviales y frentes oceánicos. Se talaron árboles, se pavimentó tierra y casas y complejos industriales fueron erigidos en lugares no naturales para el planeta y la humanidad. Todo para que se pudiera realizar el sueño de la 3D de vivir en una casa en un desierto Estados Unidos que se viese igual que un hogar de la parte norte de ese país.

En todo el mundo se pueden observar actividades similares. La diferencia está en que los edificios y actividades en otros países negaron las necesidades de la tierra según los valores de dichos países.

Esto no significa que deberías retornar a las chozas de adobe sino, aprender a vivir con el planeta en vez de tratar de controlarlo con los resultados que ya has notado, terremotos, incendios forestales, anomalías climáticas, extinción de ciertas plantas y animales, pestilencia y enfermedades.

Tu necesidad de controlar el planeta está repercutiendo en formas que puede que no hayas imaginado incluso hace unos pocos años. Una necesidad que se ha expandido al espacio, con desechos armamentistas y satelitales flotando erráticamente, así como desechos humanos encontrados en todos los océanos y sistemas de agua.

¿Qué podemos hacer? Volvamos a tu felicidad. En vez de temer el futuro, piensa en términos de cómo tú y otros pueden crear harmonía con la naturaleza. Ni la humanidad ni la naturaleza fueron creadas para sufrir. Sin embargo, la mayoría de los humanos no han pensado en las necesidades de la naturaleza al intentar asegurar la comodidad financiera, emocional y espiritual de los humanos.

¿Cómo puede el nuevo estilo de casas ser más económico y aun así armonizar con la tierra en vez de crear otro hogar gris y beige que reduzca o acabe con la libertad de la naturaleza para cuidarse a sí misma?

La parte alegre de los recientes cambios del planeta es que éstos incentivan a aquellos entusiasmados con ideas de nuevos diseños y procesos para crear aquello que fluya con la humanidad Y con la naturaleza. Contrario a los diseños del pasado, que crearon para la humanidad y negaron los poderes sanadores de la tierra.

Permítete sanar al hacer lo mismo por y con el planeta. 

Este es un tiempo de nuevas creaciones, ahí está tu felicidad. No la destrucción de la vida de otros sino, en cambio, la llamada a la acción para crear de forma mejor y más harmoniosa que antes. Que así sea. Amen.

Copyright © 2009-2017, Brenda Hoffman. All rights reserved:www.LifeTapestryCreations.com. Please feel free to share this content with others - post it on your blog, add it to your newsletter, etc. - but keep the integrity of this article by including the author/channeler: Brenda Hoffman and source website link: www.LifeTapestryCreations.com.
Traducción: Ana Tallon
Difusión: El Manantial del Caduceo en la Era del Ahora

REPORTE ENERGÉTICO SOBRE SEPTIEMBRE 2017 LA LLAMADA. EXAMEN DE TUS ESTADOS DE CONSCIENCIA.

REPORTE ENERGÉTICO SOBRE SEPTIEMBRE 2017
LA LLAMADA. EXAMEN DE TUS ESTADOS DE CONSCIENCIA.
Por Alana Messineo

....En qué dimensión estoy vibrando ahora?...

Estamos entrando en una fase de la evolución planetaria, que plantea enormes interrogantes.

Los movimientos de los elementos, están llevándose vidas y dejando sin hogar a millones de personas. Todos los reinos están puestos a prueba

Los mundos son Uno, están unidos en el Uno, no obstante, a nivel de la Experiencia, los mundos se están separando, como trenes que salen de una misma Estación, pero van tomando caminos cada vez más abiertos, más diversos.

Cuando hablo de los mundos, me refiero a los estados de consciencia, a la dimensión de vida en la cual cada uno de nosotros está creando su día, y, por tanto, está creado su propio planeta Tierra!.

Vamos a ver, muy brevemente, los tres estados básicos en que puedes estar vibrando en estos tiempos de acelerada evolución.

TERCERA DIMENSIÓN DE CONSCIENCIA.

Consideras a la materia como algo sólido, impenetrable, que sólo puede alterarse mediante ESFUERZO.

Esta vibración requiere el empleo de la FUERZA, y está conectada con el HACER.

Trabajas duro.

Utilizas el sarcasmo, te expresas de forma indirecta.

Te conectas sólo por chat y evitas el contacto directo.

Si tienes algún síntoma físico, lo “atacas” inmediatamente, o lo niegas.

Planeas lo que vas a decir a tu contrincante.

Concibes el tiempo como lineal e irreversible, no se puede viajar ni al pasado ni al futuro.

Si estás vibrando en la Tercera Dimensión de consciencia, corres, corres todo el día para garantizar tu supervivencia.

Ves al mundo como un campo en el que luchan “nosotros contra ellos”.

No hay lugar para ti, o, si lo hay, otro se queda sin sitio, lo que hace que sientas que debes competir para sobrevivir.

Tu mente afligida dirige tu día, no puedes acallarla. Stress.

El tiempo es tu tirano, vives bajo presión.

Consumes, consumes productos como una forma de sentirte pleno y seguro, y trabajas y haces más para obtener más productos.

Todo el paradigma que cae, con los medios como forma de control, está destinado a mantenerte en este estado de consciencia.

CUARTA DIMENSIÓN DE CONSCIENCIA.

Reconoces que la vida puede cambiar según tu estado emocional.

Comienzas a cuestionarte la impenetrabilidad de la materia.

Trabajas el Karma.

Apuestas a que podrías tener “suerte”.

Te das cuenta de que el tiempo es subjetivo.

Tratas de ser bueno a los ojos de algún Dios.

Todavía reaccionas en lugar de responder.

Si tienes un síntoma físico, investigas sus causas, aprendes técnicas de sanación.

Comienzas a hacerte sensible, muy sensible a las vibraciones de violencia y dejas atrás muchas de las formas en que antes podías divertirte.

Eres vulnerable a las energías densas.

Puede que comiences a leer sobre la ley de atracción, ya que mantienes tu percepción de un mundo real, “ahí fuera”, del que estás separado, pero ahora comienzas a percibir, que puedes “atraer” lo que deseas con tu mente.

Comienzas a sentir una presión, porque te das cuenta de que no te satisface lo que has estado haciendo hasta ahora para “ganarte la vida”.

Algo nuevo surge, un entusiasmo, algo que te gusta hacer, pero no lo comienzas porque “no tienes tiempo”, o porque sientes que no te va a producir dinero.

QUINTA DIMENSIÓN DE CONSCIENCIA.

En tus primeras inmersiones, comienzas a percibir que no hay un “ahí fuera” real, palpable. Comienzas a percibir que ese “ahí fuera” puede ser ilusorio y manipulado, pero dejas de tomar partido, es decir, dejas de batallar contra el que te ha sometido a la manipulación.

Si tienes un síntoma físico, lo escuchas y comienzas a percibir que puede desaparecer, literalmente desaparecer, a medida que sigues subiendo tu frecuencia.

Percibes ahora que cada fuerza en pugna está ahí para lograr un equilibrio. Comienzas a percibir que lo que antes veías como enemigo es parte de ti.

Tus patrones más profundos salen a la superficie, pero ya no les temes, y notas que puedes soltar en días lo que hace cinco años te hubiera llevado meses enteros.

Te sientes en una buena proporción de tu día en un estado de sereno contento.

No puedes evitar agradecer.

Te resulta fácil mirar a los ojos a la gente en la calle y sonreír.

Manifiestas tus intenciones muy rápidamente, tu camino se llena de sincronías, recibes de manera inmediata las informaciones que necesitas, los contactos.

Pierdes amigos, o ellos te pierden. Llegan amigos nuevos, que traen un sentido de amor, colaboración, pureza y desapego.

Percibes la impermanencia de todo. Ves partir personas, cosas, lugares, pero hay algo que te lleva hacia delante y pierdes la tendencia al drama.

Te das cuenta de que puedes estirar el tiempo, disfrutas con cada nuevo descubrimiento de la maleabilidad de todo.

Comienzas a comprender el significado y sentido de la Compasión.

Hay ciertos lugares, ciertas situaciones que te producen una indecible gozo, generalmente conectados con la naturaleza.

Eres consciente de que la felicidad es un estado bajo tu total responsabilidad, y que puedes crearlo.

Comienzas a escuchar los mensajes del agua, de las plantas, de los animales, comienzas a percibir los susurros de tu Guía Interna.

Te tornas generoso, porque sabes que hay un Flujo que te sostiene siempre.

Te das cuenta de que eres un Ser de Luz desplegándose en múltiples formas, una de ellas, este cuerpo físico y esta identidad humana.

Te das cuenta de que Gaia es un Ser Espiritual, vivo y que estás en esta vida en íntima conexión con ella y su destino evolutivo.

Agradeces la vida misma, y la sientes vibrando en tu cuerpo.

Hay mucho más para descubrir acerca de esta dimensión de consciencia, que vibra en la frecuencia del Amor.

Septiembre es el mes de la LLAMADA. Es la Llamada a permanecer en este último estado, y a adentrarte en él, descubriendo más y más cada día.

No se trata de descartar las otras dimensiones, pero cuanto más tiempo permaneces en la dimensión más alta, más fácil se hace tu despliegue, y menos fuerza tienes que hacer para contribuir al fluir de tu vida.

Qué define en qué mundo vives cada día?, tu frecuencia, y el lugar de la vida cotidiana donde enfocas tu energía.

Esta nota te propone que juegues, preguntándote a lo largo del día, en qué dimensión de consciencia estoy vibrando? Y apuestes a subir a una dimensión de consciencia más alta. Puedes pedir la ayuda de tu Guía Interna. Es tu aventura, la más bella aventura en medio de tiempos en que todo ruge a tu alrededor.

En breve vendrá un segundo artículo acerca de cómo tu toma de compromiso con un estado alto y feliz de vibración, es tu contribución más grande a tu mundo más íntimo, pero también, al movimiento de Ascención planetario.

Alana Messineo.

Web: elportaldealana.com
Astrología cuántica.
Biodinámica. El arte de darte baños de Vida.
DanzaGracia. Los Trece Movimientos de la Mujer Radiante.
Desprogramación y Alineamiento Neuronal.
Sesiones, clases, coaching para el despliegue de tu Nuevo Yo.

LOS REGALOS DEL EQUINOCCIO. Por Alana Messineo

LOS REGALOS DEL EQUINOCCIO.
Por Alana Messineo
19-09-2017

Buenos días Estrellas!

Nos acercamos al Equinoccio, y los planetas personales se alinean entre Leo y Virgo, con predominancia en Virgo.

Es tiempo de ordenar, observar la crítica y la crítica a nosotros mismos, para poder soltarla.

Son tiempos de enorme transformación, acontecimientos súbitos que pueden hacernos cambiar de ruta respecto de nuestras metas. No cambiar de metas, pero sí cambiar de la ruta que teníamos trazada. Tiempos de ADAPTACIÓN y AJUSTE.

También, momentos en que, por un aspecto de cercanía con Ceres, se despierta en nosotros en deseo de nutrir, de cuidar, y de producir elementos y situaciones que nos hagan sentir más seguros, a nosotros mismos y a nuestros seres queridos.

Y, sobre todo, por la cuadratura de este Stellium de los personales con Quirón, hay dos enormes oportunidades:

1. Encontrar las formas, informaciones y recursos para sanar síntomas de corta y larga data definitivamente!

2. Poner manos a la obra para dejar atrás el dolor producido por la mayor herida de nuestra vida. Por esto, es posible que los sucesos de estos días “pongan el dedo en la llaga”. No para que los tomemos con victimismo, o con sentimiento de revancha, sino para que nos quede claro, que muchos de los obstáculos con que nos encontramos, tienen que ver con esa herida, que hemos tapado, vendado, lamido, pero no hemos terminado de ver de frente para dejar ir sus resonancias.

También, es importante notar que la mayor herida ES UNA DE LAS BASES DE NUESTRO PROPÓSITO DE VIDA, ya que, en el intento de sanarnos, hemos adquirido una maestría que nos permite apoyar a los demás.

Es conveniente entonces, preguntar a nuestros guías, pedir ayuda al Interno, para poder ver claramente esta herida, y utilizar todos los medios de que disponemos para soltar sus efectos de freno, temor, o adicción en nuestra vida de cada día.

Facebook: PORTAL DE ALANA.
Web: elportaldealana.com
Astrología cuántica.
Biodinámica. El arte de darte baños de Vida.
DanzaGracia. Los Trece Movimientos de la Mujer Radiante.
Desprogramación y Alineamiento Neuronal. Sesiones, clases, coaching para el despliegue de tu Nuevo Yo.

domingo, 17 de septiembre de 2017

¿QUÉ ES LA ZONA DE CONFORD?

¿QUÉ ES LA ZONA DE CONFORD?
por Jennifer Delgado 
29 Agosto 2017

Cada uno de nosotros tiene su propia "zona de confort", un concepto que no se limita a un lugar real sino que más bien es un constructo psicológico que define nuestra rutina en la vida cotidiana.

El concepto zona de confort se remonta a un experimento clásico en psicología realizado en 1908 por los psicólogos Robert M. Yerkes yJohn D. Dodson, quienes explicaron que un estado de comodidad relativa generaba un nivel constante de rendimiento. 

Sin embargo, también puntualizaron que para mejorar ese rendimiento necesitamos experimentar cierto grado de ansiedad, salir a conquistar un espacio en el que el estrés aumenta un poco.

Llamaron a ese espacio "ansiedad óptima", e indicaron que se encuentra justo fuera de las fronteras de nuestra zona de confort.

¿Qué es la zona de confort en la que vivimos?

La zona de confort podría ser el sofá del salón donde preferimos quedarnos en vez de salir a explorar el mundo, las tiendas donde siempre compramos, el trabajo en el que llevamos más de 10 años o el destino turístico al que regresamos año tras año.

Sin embargo, también es nuestra manera de responder ante una crítica, la forma de enfrentar las oportunidades que encierran riesgos e incluso la manera de relacionarnos con nuestra pareja y/o padres.

El concepto de zona de confort se refiere a un estado psicológico en el que nos sentimos seguros y no experimentamos ansiedad ni miedo. Es un "espacio" que conocemos de principio a fin y en el que lo controlamos casi todo. 

Los hábitos que seguimos con asiduidad son los que nos permiten construir esa zona de confort ya que sabemos exactamente qué podemos esperar de cada situación.

Al minimizar la incertidumbre, sentimos que lo tenemos todo más o menos bajo control, por lo que creemos que estamos a salvo.

Para mantenernos dentro de la zona de confort debemos evitar los riesgos y la incertidumbre, lo cual significa que adoptamos una actitud pasiva ante la vida. Esa sensación de seguridad se paga caro porque también vamos perdiendo los incentivos para vivir y caemos en las garras de la monotonía y la apatía.

Esa es la razón por la que nos apegamos a ciertos lugares, tradiciones, hábitos y/o personas, evitando cualquier elemento que introduzca novedad porque también significa incertidumbre y caos.

Por tanto, podemos decir que la zona de confort es un espacio que hemos ido 'conquistando' pero que a su vez también nos ha conquistado.

Señales de que estamos atrapados en nuestra zona de confort

Dado que la zona de confort es un espacio que se construye lentamente a lo largo de los años, muchas veces no nos damos cuenta de queestamos atrapados en su interior.

Estamos tan acostumbrados a nuestros hábitos y estilo de vida que no nos damos cuenta de cómo limitan nuestras posibilidades de crecer.

Algunos signos que indican que debes salir de tu zona de confort son:

  • No creces desde el punto de vista emocional e intelectual sino que experimentas una profunda apatía.
  • Te sientes profundamente desmotivado, ningún nuevo proyecto o plan te anima lo suficiente.
  • Te cierras a las nuevas ideas ya que estas no encajan con tu sistema de creencias perfectamente estructurado.
  • Tienes miedo a asumir riesgos, por lo que prefieres dejar pasar las buenas oportunidades con la excusa de que podrías perder más que ganar.
  • Desde hace meses o años sigues la misma rutina, de manera que hace mucho que no experimentas esa increíble sensación de estar vivo que genera probar cosas nuevas.
  • Te sientes más aislado y comienzas a pensar que todo carece de sentido ya que no encuentras nada estimulante en tu rutina cotidiana.
  • No aprendes nada nuevo que pueda aportarle un toque de color diferente a tu vida porque sientes que estás bien así, aunque en el fondo experimentas un gran vacío, como si necesitaras algo más.
7 razones para salir de la zona de confort

El escritor estadounidense Max DePree dijo:

"No podemos convertirnos en lo que queremos ser, permaneciendo en lo que somos en la actualidad".

Sin embargo, existen muchos otros buenos motivos para animarse a salir de la zona de confort:

1- Te prepara para los tiempos difíciles

Por muy seguros que nos sintamos en nuestra zona de confort, ese espacio no nos protegerá de los problemas, los cuales suelen aparecer en la vida de manera inesperada generando una gran incertidumbre.

Si no estamos acostumbrados a los cambios, esos problemas pueden desestabilizarnos e incluso generar trastornos psicológicos.

Aprender a vivir fuera de la zona de confort, lidiando con la novedad, los imprevistos y la incertidumbre nos convertirá en personas más fuertes emocionalmente que podrán manejar mejor la adversidad cuando esta se presente.

2- Serás más productivo

La comodidad mata la productividad porque sin esa pequeña dosis de ansiedad que acompaña los plazos y las expectativas tenemos la tendencia a hacer el mínimo necesario para conseguir resultados mediocres.

En resumen, la zona de confort nos aboca a la mediocridad, a contentarnos.

Otra posibilidad es que caigamos en la "trampa del trabajo", fingir que estamos "demasiado ocupados" como una excusa para permanecer dentro de nuestra zona de confort y evitar cosas nuevas.

Ir un poco más allá de nuestros límites puede hacer que recuperemos el empuje necesario y mejoremos nuestra productividad de mil maneras posibles, incluso recurriendo a la creatividad.

3- Tus límites serán cada vez más amplios

Una vez que ponemos un pie fuera de nuestra zona de confort, esta se amplía, lo cual significa que nos convertirnos en personas más abiertas al cambio.

Adoptar esta actitud nos permite ser capaces de lidiar con la "ansiedad óptima" sin que esta nos moleste, al contrario, aprendemos a usarla a nuestro favor, aprovechando la energía que nos reporta. 

4- Aumentará tu creatividad

La zona de confort representa todo aquello que conocemos y sabemos.

Fuera se encuentra otro mundo por descubrir. En la zona de confort no aparecen grandes ideas ni realizamos grandes descubrimientos, es necesario salir de lo conocido para encontrar la inspiración que aguijonee la creatividad.

Solo entonces seremos capaces de generar nuevas ideas, ver viejos problemas bajo una perspectiva diferente y establecer conexiones originales.

De hecho, un estudio realizado en la Universidad de Florida comprobó que los estudiantes que pasaban tan solo un semestre fuera de su país obtenían mejores puntuaciones en los test de creatividad que aquellos que se habían quedado estudiando en la misma universidad.

5- Ganarás autoconfianza

Salir de la zona de confort da un poco de miedo, pero cuando lo hacemos y conseguimos nuestros objetivos experimentamos una increíble sensación de empoderamiento.

En práctica, cuando somos capaces de lidiar con situaciones que nos atemorizan un poco, comprendemos que somos mucho más fuertes de lo que pensamos, lo cual refuerza nuestro autoconcepto.

Además, a medida que superamos los obstáculos vamos ganando habilidades que pasan a formar parte de nuestra mochila de herramientas para la vida.

6- Te sentirás más vivo

Al salir de la zona de confort conocemos a nuevas personas y vivimos nuevas experiencias.

Algunas de esas experiencias no serán positivas pero otras se convertirán en un motor impulsor que nos dé nuevas energías.

Pronto descubriremos que esa sensación de vacío desaparece, simplemente porque aprendemos a disfrutar más de la vida.

7- Envejecerás mejor

Un estudio realizado en la Universidad de Texas reveló que salir de la zona de confort nos ayuda a conservar las capacidades cognitivas a medida que envejecemos.

Mantener la mente activa y plantearse nuevos retos es fundamental ya que representan una importante fuente de estimulación tanto a nivel mental como social.

Por consiguiente, mantenerse dentro de la zona de confort significa estar fuera de la zona de mejora.

¿Cómo salir de la zona de confort sin lastimarnos?

Una vez que sabemos qué es la zona de confort y los problemas que puede causar apegarnos demasiado a los hábitos y cosas conocidas, resulta evidente que es necesario salir de ese círculo vicioso en el que nos hemos metido.

Para ello debemos asumir que experimentar un poco de ansiedad de vez en cuando es positivo porque nos mantiene vivos, nos fortalece y nos ayuda a crecer.

Sin embargo, también es importante mantener bajo control ese nivel de ansiedad, lo cual significa que no hay necesidad de lanzarse al vacío sin paracaídas, podemos salir de nuestra zona de confort dando un paso a la vez, deteniéndonos cuando sintamos que la ansiedad o el miedo comienzan a crecer en intensidad.

Hay personas que pueden salir de su zona de confort dando un gran salto porque pueden gestionar ese nivel de ansiedad.

Hay otras que necesitan dar pequeños pasos a la vez. Lo importante no es cómo lo hagas ni el ritmo que lleves, sino que seamos capaces de expandir cada vez más nuestros horizontes.

En todos los casos, el secreto radica en encontrar un equilibrio en el que esa ansiedad por lo nuevo y desconocido genere un estado positivo, no debe hacer que nos sintamos mal.

No es conveniente vivir eternamente fuera de la zona de confort

Es importante salir de la zona de confort, pero tampoco debe convertirse en una obsesión.

Debemos tener en cuenta que no podemos vivir fuera de nuestra zona de comodidad todo el tiempo. De vez en cuando es útil regresar a ese espacio donde nos sentimos seguros para procesar tranquilamente nuestras experiencias.

De hecho, si cometemos el error de olvidarnos por completo de esa zona de confort caemos en el riesgo de sufrir lo que se llama "adaptación hedonista", que significa que las cosas y experiencias nuevas dejan de impresionarnos y ya no nos hacen sentir vivos pues nos hemos acostumbrado a la descarga de adrenalina que producen.

Esa es la razón por lo que lo increíble se vuelve ordinario en muy poco tiempo.

Por tanto, no tenemos que ver la zona de confort como nuestra enemiga, como muchos gurús del Desarrollo Personal afirman, pues es una oportunidad para crecer pero también un espacio donde reconfortarnos.

Fuentes
- Park, D. et. Al. (2014) - The Impact of Sustained Engagement on Cognitive Function in Older Adults: The Synapse Project. Psychol Sci; 25(1): 103-112.
- Lee, C. S. et. Al. (2012) - On the Cognitive Benefits of Cultural Experience: Exploring the Relationship between Studying Abroad and Creative Thinking. Cognitive Psychology; 26(5): 768-778.
- Yerkes, R. M. & Dodson, J. D. (1908) - The relation of strength of stimulus to rapidity of habit formation. Journal of Comparative Neurology and Psychology; 18: 459-482.

DISPOSICIÓN AL CAMBIO... -¿SOMOS ALGO QUE NO SOMOS?-

DISPOSICIÓN AL CAMBIO... -¿SOMOS ALGO QUE NO SOMOS?-
por Ruben Torres

Nuestro estilo de vida nos empuja a estancarnos en las rutinas y cuando nos enfrentamos a un mínimo cambio en estas, nos supone un auténtico quebradero mental y moral, nos venimos abajo y nos encontramos con una multitud de sentimientos encontrados.

Estamos tan acomodados que al enfrentarnos a un sistema de crisis o cambio de paradigma obligatorio, nos derrumbamos y nos quedamos estáticos como un conejo ante los faros de un coche.

Ese rechazo al cambio hace que las circunstancias que no controlamos acaben por atropellarnos, pero esto ocurre solo porque creemos que hay un orden que opera desde fuera y es superior a nuestro propio orden.

No solo nos supone un problema cambiar nuestra rutina, también nos plantea un drama cambiarnos a nosotros, nos quedamos dándole vueltas al coco pensando en el cómo o el por qué, sin llegar a ningún lado.

Para el resto del mundo, somos 'algo' que no somos, mostramos orgullosos esa pantalla de alta resolución, para esconder nuestras miserias, escondidos en la apariencia vivimos acomodados en un personaje que al final a la mínima zozobra no aguanta y se derrumba.

Tememos el juicio al morir porque no somos capaces de juzgarnos en vida, la hipocresía nos delata y preferimos mirar el defecto ajeno que empezar a pulir los propios.

Pero no es cuestión de ser perfectos, solo de ser mejores, conocernos un poco más y saber cuáles son nuestras posibles "taras",

  • pecados si eres religioso
  • errores si eres del lado de la razón

No todo es moral o emocional, también tenemos que estar dispuestos a cambiar nuestra mentalidad:

Poner en constante tela de juicio todo aquello que creemos asentado y damos por cierto, dudar de lo más sagrado, de lo más inamovible, poner bajo el microscopio absolutamente todo, para ir quitándonos capas y capas de creencias, que sin querer o queriendo, nos limiten.

Lo institucional, lo sistemático, lo recurrente, lo mental y lo espiritual.

Hemos sido el fruto de múltiples programaciones y debemos ponerlas absolutamente todas en crisis, apartarlas e intentar vivir sin ellas.

Si después de despojarte de unas cuantas te sientes mejor, con la mente más receptiva y abierta a nuevas posibilidades, estarás en el camino de tener el control sobre tus propios dogmas.

Es importante que seamos capaces de poder ser impermeables, que cuando nos llegue el conocimiento, este no nos coarte y nos convierta en siervos creyentes.

El conocimiento mal asimilado, te convierte en un ignorante, ya que lo que admitas como cierto, indudablemente te hará crédulo, y como consecuencia rechazaras cualquier nueva opción, y por consiguiente, te convertirás en un Ser estático, integrado en un nuevo sistema, paradigma, rebaño.

Es esencial que el conocimiento no tenga más poder que tú, que no transformes el saber en creencia, en dogma, porque acabaras atrapado y te será difícil salir de ahí.

Desconozco las creencias que aun puedas albergar, todos tenemos alguna, es inevitable ser presos de alguna creencia, pero esto debe ser una etapa a quemar.

Debemos adaptarnos a los tiempos que llegan, se acabó el tiempo de creer,

  • se acabó el estar agazapado temiendo a dios, esperando a Jesús o a los extraterrestres
  • se acabó el buscar
  • se acabó el dar tumbos entre textos, técnicas y meditaciones

Llegó el tiempo de saber, de conocer, de experimentar, de poner a prueba todo, de tomar las riendas, de tener el control.

Esta es la disposición que debes asumir para aceptar el cambio, un cambio que puede llegar a ti y no estar preparado para reconocerlo.

Quizás al principio no sepas como ponerlo en práctica, o te cueste, porque has vivido con el piloto automático puesto demasiado tiempo, tratando de ser normal, de seguir la tendencia, de ser un ciudadano más insertado en el sistema, un trabajador, un votante, un consumidor.

Intentar no ser señalado es lo que ha causado también tu inmovilismo y es lo que ha hecho que fabriques mascaras.

El miedo es lo que te convierte en miembro "Honoris Causa" del rebaño. Si temes a las críticas, al que dirán, al que pensaran, al cómo me miran o como me señalan, seguirás siendo un producto listo para ser cosechado.

Todas esas críticas son halagos, esas son las señales que indican que estas saliendo del sistema, que no eres uno más, que tu voluntad está recuperando su autoridad, eres un ser soberano de sí mismo.

Solo te queda saberlo y experimentarlo.

Podrás ver los ríos de tendencias, modas, ideas y doctrinas, y no ser salpicado por ninguna. Si te critican ríe, porque vas por buen camino, has tomado la determinación de no ser producto y eso te da el pasaporte a tu propio paraíso mental, libre de ataduras y abierto a pequeñas revoluciones.

No trates de salvar a nadie, de despertar o desenchufar de forma prematura a alguien, porque lo que conseguirás es que sienta añoranza y vuelva al redil, vuelva a creer, tampoco te creas despierto, solo estás empezando a darte cuenta que duermes.

Todo aquel que quiera escapar del sistema tiene que estar dispuesto a hacerlo, no basta con un "haber que pasa" porque lo que pasa, es que vuelves.

Despertar requiere el compromiso de querer estar despierto, no basta con creer que algo es así, porque alguien me lo contó o lo leí, sino que hay que saber, para reconocer y entender que se está saliendo del sopor eterno.

Tampoco se trata de meterse en una cueva, ni ser un eremita. Se trata de tener la capacidad de entrar y salir a voluntad, sin contaminarse, sin pervertirse, ni perderse.

Aun vivimos esclavos, eso es inapelable. Este sistema es capaz de exprimirnos y sacar lo peor de nosotros, pero podemos liberarnos de las cadenas que colocaron a nuestra mente y permitirnos la elección libre de tomar lo que queramos de él.

Cambiar, todos queremos cambiar, todos queremos un cambio, pero pocos son los que realmente acometen esta tarea.

Por desgracia lo "normal" es esperar que alguien lo haga, que alguien de las pautas, que alguien nos guíe.

Esa esperanza es la que impide que el progreso marque el paso del cambio, podemos desplegar la vela y esperar vientos favorables, eso es lo que hicimos como pueblo hasta ahora, y mira lo que hemos conseguido con ello, mira en qué estado nos dejó esa esperanza.

Mañana tiene que ser ese día, y cuando llegue mañana, debemos pensar que mañana aún no ha llegado.

Esa disposición es la que provoca el cambio, el inicio de la acción de hoy que creará el cambio en el mañana...

LaCosechaDeAlmas